SITUACIÓN

Se sitúa a 11 km. al oeste de Cáceres en la N-521 en dirección a Portugal, entre las elevaciones de Cáceres y la Sierra de San Pedro.

Linda con el de la capital provincial por los extremos Este, Sur y Oeste, y con los de Arroyo de la Luz y Casar de Cáceres por los ángulos Noroccidental y Nororiental respectivamente.

HISTORIA

En Malpartida se da toda una secuencia histórica de forma ininterrumpida desde los tiempos más remotos, en el que se produce el asentamiento de los primeros pobladores humanos, hasta la actualidad. Prueba de ellos son los yacimientos testigos de diferentes etapas históricas (paleolítica, neolítica) junto con testimonios pertenecientes a la época prerromana, romana, musulmana y bajo medieval. Su origen como aldea es posible que se remonte al siglo XIII tras la Reconquista de Cáceres. En el siglo XVI se produce una expansión del núcleo, comenzando a definirse el trazado urbano que ha llegado hasta nuestros días, con calles amplias y rectas con forma triangular, integrado por blancas casas. No es hasta 1833 cuando Malpartida alcanza la categoría de villa independiente de la jurisdicción de Cáceres.

La nominación de la aldea continúa siendo un problema no resuelto. La tradición supone que en el pueblo existían tres casas pertenecientes a otros tantos hermanos, y que en razón de la enemistad habida entre ellos se repartieron la herencia de tierras dejándolas muy “MAL-PARTIDAS”, de aquí surgiría el nombre. Otra hipótesis es la derivada de los estudios de Floriano Cumbreño sobre la toponimia de la zona. Según este autor, la locución pora val travieso significaba “a través de los valles” y se convirtió en un topónimo que designaba diferentes lugares del término, uno de ellos por corrupción fonética derivó en maltravieso. Siguiendo un ejemplo semejante Malpartida derivaría de VAL-PARTIDA, es decir valle partido denominación que alude a la topografía del lugar.

Cuando se construyó el ferrocaril en el siglo XIX, la estación para Arroyo de la Luz y Malpartida de Cáceres se construyó en un punto intermedio entre ambas localidades perteneciente al municipio de Cáceres. En torno a esta estación apareció el poblado de Estación Arroyo-Malpartida, que llegó a contar con más de 1000 habitantes y actualmente, tras el cierre de la estación, está casi despoblado.

PATRIMONIO HISTÓRICO-ARTÍSTICO

Uno de los atractivos de Malpartida radica en su arquitectura popular, con las características alpoyatas y las grandes chimeneas, motivo este último que ha originado la inclusión del municipio en la Ruta de las Chimeneas. Las construcciones más importantes surgieron a finales del siglo XV y a lo largo de los siglos XVI – XVII.

Arquitectura Religiosa

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción. Se edificó durante el siglo XVI y es obra de los maestros canteros Luis y Hernando Moreno y de Sebastián de Aguirre. Realizada en cantería, se compone de una sola nave dividida en cuatro tramos cubiertos por bóveda de crucería. Pese al sentido unitario de toda la obra, coinciden en ella varios estilos: su interior y algunas partes del exterior son góticas, la portada es renacentista y el retablo, del siglo XVIII, es de estilo Rococó y se atribuye su autoría a Vicente Barbadillo. Dentro de la iglesia destaca la talla del Nazareno, obra realizada en el siglo XVIII, por el imaginero José Salvador Carmona.

Ermitas:

San Antonio. Quizás la primera parroquia que tuvo la localidad, compuesta por una sencilla nave inicial construida en la segunda mitad del siglo XV y una cabecera de estilo gótico cubierta por una magnífica bóveda de terceletes del siglo XVI.

Santos Mártires. Realizada en una fecha similar a la anterior. Es una edificación mucho más modesta y sencilla, compuesta de una sola nave articulada en dos tramos separados por arcos apuntados de cantería.

Santa Ana. Construida en el siglo XVI, destaca tanto en planta como en alzado, la capilla mayor de proporciones cúbicas.

La Soledad. De finales del siglo XVII o principios del XVIII, está recortada sobre domos graníticos que le sirven de apoyo.

San Isidro. Se edificó siguiendo el camino de Los Barruecos en 1945 y acoge la imagen del patrón del pueblo. El espacio y la luz son las notas predominantes de esta ermita que se eleva en la cima de una pradera donde todos los años tiene lugar la romería.

Arquitectura Civil

Casa de Francisco Hidalgo o del Escudo. Construcción bajo medieval de fines del XV o principios del XVI, único ejemplo de gótico civil en Malpartida. Probablemente sea una de las construcciones más antiguas del pueblo.

Arcos de Santa Ana. Restos probablemente de un patio renacentista, pertenecen a una construcción civil del siglo XVI propiedad de los linajes de Riveros y Espaderos.

Casa fuerte de los Ovando o Castillo Caído. Construido en el siglo XVI, hoy sólo se conserva un cubo donde se aprecian troneras y saeteras que delatan el carácter defensivo del inmueble y una portada de cantería que conduciría a un patio de armas.

Casa fuerte de los Pereiros. Probablemente se trate de una construcción de fines del siglo XV o principios del siglo XVI. Entre sus ruinas aún presenta restos de muralla. En el siglo XVIII se asiste a un incremento de las construcciones civiles, prueba de ello son las casas nobles que emplean la piedra, no sólo como material, sino también como distinción mediante escudos que representan el poder económico y prestigio social de las familias que se sucedieron entre sus muros. Los malpartideños utilizaron los términos de palacio o casona para designarlos debido a sus grandes proporciones que sobresalen de la tónica popular.

Palacio de Topete. Su nombre hace referencia a uno de sus primeros propietarios, el noble D. Pedro Topete del Barco pero se le conoce también como Casa de la Chimenea, por la que sobresale ampliamente del tejado. Continúa la tradición de palacio medieval con dos plantas.

Palacio de la calle Paras. Como el palacio de Topete, está construido en mampostería y reforzado con granito en vanos y esquinas.

Palacio de Mayoralgo. De factura más tradicional, esta casa poseía el derecho a mantener frente a ella un espacio libre en la calle, que aún se conserva, para permitir el giro de los carruajes.

Casona de la Inquisición: Su nombre alude al escudo de la Inquisición que aparece en el centro de la fachada. Resalta la tradicional chimenea, las rejas y el carácter más urbano.

Arquitectura Industrial

Lavadero de Lanas. De entre todos los edificios históricos de Malpartida cabe destacar el Lavadero de Lanas, que se construyó en el siglo XVIII, junto con la charca del Barrueco de Abajo. Fue declarado Bien de Interés Cultural, Sitio-Histórico por la Junta de Extremadura en 1988, dada la importancia del conjunto arquitectónico que presenta. El desarrollo de las actividades del lavado de lanas tuvo una gran importancia para Malpartida durante el siglo XIX, ya que llegaron a trabajar en este Lavadero más de 100 operarios que esquilaban los rebaños trashumantes, lavaban sus lanas y las almacenaban esperando su salida, principalmente hacia las industrias textiles de Portugal y el Norte de Europa. En las épocas de mayor esplendor llegaron a almacenarse más de 80.000 arrobas de lanas anuales. A principios del siglo XX, el comercio de la lana decayó y el edificio pasó a contener simplemente usos agropecuarios. Hoy acoge el museo de arte contemporáneo Vostell-Malpartida.

FIESTAS

Carnavales. Febrero-Marzo. Máscaras y disfraces llenan de colorido el pueblo en esta celebración que termina el Martes de Carnaval con la singular Pedida de la Patatera. Consiste en un recorrido por las calles, amenizado por charangas, para pedir patatera, pan y vino por las casas de la población. Entre cantos y trajes populares, la fiesta termina en la plaza para degustar las viandas, alargándose durante toda la tarde hasta la hora del Entierro de la Sardina.

Semana Santa. Marzo-Abril. Son de gran espectacularidad los desfiles procesionales organizados por las diferentes cofradías, destacando la procesión del Jueves Santo, con la talla de Jesús Nazareno del s. XVIII, de gran valor artístico, la de la Madrugada del Viernes y la del Encuentro el Domingo de Resurrección, acompañada por el ruido ensordecedor de las escopetas de los cazadores de la localidad. En todos los actos está presente la Hermandad de Alabarderos y Guardadores del Señor, de gran arraigo y singularidad, que representan en los Oficios del Viernes Santo la Ceremonia de la Desenclavación de Cristo en la que, siguiendo un rito antiguo, se desprende de la cruz una imagen de Cristo articulada y se la deposita en el sarcófago.

Cruces de Mayo. El día 3 de mayo se celebra esta tradicional fiesta, con el engalanamiento y exposición en calles y zaguanes de pequeños altares con cruces adornadas con flores, bordados y objetos antiguos.

San Isidro. 15 de Mayo. Las fiestas patronales en honor a San Isidro Labrador son las más relevantes de la localidad. El pueblo celebra una popular Romería campera en las inmediaciones de la Ermita de San Isidro

Fiesta de Agosto. 15 de Agosto. Referente en el calendario festivo malpartideño.

Durante una semana se realizan numerosas actividades como exposiciones, teatro, folclore, competiciones deportivas, concurso de pesca, además de gymkhanas , vaquillas, verbenas...

Semana de la Cigüeña. Primavera. La Semana de la Cigüeña se celebra en Malpartida desde 1990 como fórmula de concienciación medioambiental. Diversas actividades tienen a la cigüeña blanca como protagonista: charlas-coloquios, conferencias, juegos y talleres infantiles , concursos de pintura, fabricación e instalación de nidos artificiales, etc. Destaca el Certamen Fotográfico de la Cigüeña, conocido internacionalmente, que cada año convoca a fotógrafos de todo el mundo y goza en la actualidad de un reconocido prestigio, y la entrega de la Cigüeña de Plata, premio que recibe la persona o institución que destaque por la defensa y protección de la Naturaleza y las cigüeñas.

GASTRONOMÍA

La cocina malpartideña no difiere demasiado de la cocina típica regional pero podemos destacar entre los platos más tradicionales la Chanfaina, las Berzas, las Tencas fritas o la caldereta de cordero. En cuanto a la repostería cabe mencionar las Roscas de Aire, las Roscas Fritas y las Roscas del Calvario.

PATRIMONIO NATURAL: Los Barruecos

En este apartado hay que destacar el Monumento Natural de Los Barruecos: un espacio protegido de unas 319 hectáreas caracterizado por la combinación de rocas y agua. El enclave más característico y representativo de Malpartida se encuentra en Los Barruecos, Espacio Protegido declarado Monumento Natural por la Junta de Extremadura en 1996.

Se componen de un conjunto de embalses, conectados entre sí y rodeados por un inmenso afloramiento granítico que crean un espectacular paisaje. Estas formaciones rocosas han sido erosionadas a lo largo del tiempo, dando como resultado figuras caprichosas que recuerdan a animales, objetos e incluso personas(Peña de la Seta, del Tiburón, de la Mujer...), en las que se resume un completo catálogo de las formas de modelado sobre granito, lo que concede a este conjunto un alto valor científico. Los hombres también encontraron este hábitat ideal para su asentamiento, así lo atestiguan los restos de utensilios del Paleolítico, el poblado Calcolítico, al que rodean numerosos grabados y pinturas rupestres, la aparición de dos exvotos prerromanos en forma de cabra dedicados a la diosa Ataecina, los restos de una Villa Romana, tumbas antropomorfas…

El aprovisionamiento de agua y el refugio de las rocas hacen posible la presencia de una rica variedad de fauna ( garza real, nutria común, lagarto ocelado, tenca - especie gastronómicamente muy apreciada en toda la comarca-,gallipato, zorro…) y flora (codeso, retama blanca, encina, acebuche, narcisos, ..). También se pueden observar rapaces como el Águila Culebrera o el Milano Negro, procedentes de la vecina Sierra de San Pedro o de las zonas ZEPAS de los Llanos de Cáceres, que se acercan para abastecerse en los humedales , junto con especies esteparias, como el Aguilucho Cenizo o la Liebre, que se adentran desde las zonas aledañas. Pero el animal más característico y emblemático de Los Barruecos es la Cigüeña. Sobre los bolos graníticos se asienta una gran colonia de Cigüeña Blanca, considerada la mayor de Europa sobre rocas, por la que Malpartida de Cáceres fue nombrado en 1997 Pueblo Europeo de la Cigüeña por el Fondo Patrimonio Natural Europeo (EURONATUR).

Para visitar los lugares de interés de este Espacio se han señalizado tres rutas pedestres de distinta duración:

Ruta de las Peñas del Tesoro. Un recorrido de treinta minutos muy recomendado para niños o adultos que no quieran realizar una larga caminata, en el que se pueden contemplar los imponentes bolos graníticos donde anidan cigüeñas y dos ambientes de Wolf Vostell, el VOAEX y El Muerto que tiene Sed.

Ruta del Barrueco de Arriba. Durante una hora se circunda la charca del Barrueco de Arriba, con interesantes paradas en la presa y el molino harinero o el Bohío.

Ruta de las Tres Charcas. Es la ruta más completa incluyendo en su recorrido a las dos anteriores. Tiene una duración aproximada de tres horas y media.

FAUNA

Entre la fauna del lugar destaca la cigüeña blanca (ciconia ciconia) cuya población, no sólo en el Monumento Natural sino en el resto del término municipal, constituye una de las mayores de Europa.

Existen dos Centros de Interpretación para conocer todos los valores del Monumento Natural.

El Centro de Interpretación Los Barruecos muestra, a través de maquetas, vitrinas y paneles interactivos,cómo se han formado los grandes bolos que hoy configuran el paisaje que conocemos y además, la fauna y la flora que conforman su ecosistema. Dispone de una cámara que filma en tiempo real y permite observar, desde el Centro y en directo, los nidos de las cigüeñas. Como complemento, se han creado dos Observatorios de Aves, uno situado en la Charca Molinillo, y el otro en la Charca del Barrueco de Abajo.

El Centro de Interpretación del Agua El Molinillo está ubicado en un antiguo molino harinero, junto a la charca que le da nombre. En él se exhibe la maquinaria utilizada para moler el trigo junto con una amplia explicación sobre la importancia, los usos y necesidades del agua.

MUSEOS

El Museo Vostell Malpartida

El Museo Narbón. Está dentro del casco urbano y expone en sus dependencias una colección de obras del pintor Juan José Narbón. Dedicado monográficamente al artista Juan José Narbón Terrón (San Lorenzo de El Escorial 1927),el Museo Narbón es un proyecto cultural de la Caja de Extremadura que ha adquirido gran parte de la obra del reconocido autor, de fuerte arraigo en Extremadura. Ubicado en una antigua casa de labranza, se compone de doce salas, que resumen, en una estructura cronológica, su evolución artística. La planta baja muestras las obras de su primeras etapas: el aprendizaje en el academicismo y el posterior descubrimiento de las vanguardias europeas de los años sesenta: el informalismo, el arte pobre, la abstracción, en cuyos modelos se inspira. A partir de los setenta, Narbón descubre y conforma su propio lenguaje, en los repertorios materiales, en sus significaciones y valores sociales. Aparece la figura humana que construye a través de trazos negros y gruesos. Comienza a producirse la simbiosis entre el ser y los elementos próximos a él. En la segunda planta se exponen las obras más actuales, concebida a partir de los años 80, en ellas predomina el esquematismo y la profusión de símbolos, donde la figura sólo se intuye, llegando a la abstracción total de la idea. La preocupación constante por dignificar lo humilde y cotidiano ha sido una constante en su obra, esta idea y el seguimiento que el pintor ha realizado de la rehabilitación de la casa, justifica el hecho de que queden testigos del proceso, la llana, la carretilla, las paredes de piedra ...